La Huasteca prehispánica fue un área con muchos pueblos y culturas florecientes.  Los vestigios arqueológicos son mudas testigos de eso. De los primeros conquistadores tenemos los primeros reportes de testigos oculares.

Fr. Bernardino de Sahagún (1499-1590)  escribe en su Historia General de las Cosas de la Nueva España:

«-Tienen muchas joyas, esmeraldas y turquesas finas, y todo genero de piedras preciosas; las mujeres se galanean mucho y pónense bien sus trajes, andan muy bien vestidas, traen sus trenzas en las cabezas, con que se tocan, de colores diferentes y retorcidos con pluma.»

«- También suelen traer arcos y flechas delgadas y pulidas, que en las puntas tenían unos casquillos de pedernal o de guijarros o de piedras de navajas».

Y: «- Tienen los dientes todos agudos porque los aguzaban a posta; tenían por ornamento brazaletes de oro en los brazos, y en las piernas unas medias calzas de pluma, y en las muñecas de las manos unas muñecas de chalchihuites; y en la cabeza, juntos a la oreja, poníanse plumajes hechos a manera de aventadoricos, y a las espaldas unos plumajes redondos a manera de grandes moscaderos de hojas de palmas, o de plumas coloradas, largas, puestas a manera de rueda, y en las espaldas unos aventaderos también de plumas coloradas.»

Lo que no les agradaron a los frailes fueron:

» Los defectos de los Cuextecos son, que los hombres no traen maxtles con que cubrir sus vergüenzas, aunque entre ellos hay gran cantidad de ropa.”

La Colonia

Después de haber en 1521 conquistado la capital Tenochtitlán de los Aztecas, los españoles empezaron la conquista del resto de México. Al fin del año 1522 Hernán Cortés salió con 250 españoles, 130 a caballo, y más de 40,000 indígenas aliados, para conquistar la Huasteca.

Cerca de Coxcatlán, en Ayotochcuitlatlan, en 1522, se encontraron las fuerzas huastecas y el ejército español. A pesar de gran resistencia, los huastecos fueron vencidos.

Con esa victoria se cambió radicalmente la vida y el desarrollo en la Huasteca. Se terminó la autonomía de los indígenas huastecos, y los españoles, tanto soldados como misioneros, empezaron a dividirse sus tierras y a aprovechar la fuerza de trabajo indígena. Los indígenas, decían los españoles, eran primitivos» y «paganos», y tenían que «civilizarse» bajo la guía de los «misioneros del progreso». Los indígenas muchas veces protestaron y organizaron rebeliones. La respuesta de los españoles era rápida y cruel. En 1524 los españoles quemaron  400 caciques, y alrededor de 10,000 indígenas fueron enviados como esclavos a las Islas Caribes para trabajar en las plantaciones. Luego reinó ”la paz» por muchos años – sino no la satisfacción entre los indígenas.

La independencia

La Independencia de México de España, para los indígenas no significó ningún mejoramiento. Para los nuevos líderes, las comunidades indígenas con sus conceptos de tierra colectiva y costumbres «raras» eran consideradas como un obstáculo para «el progreso social» y el «desarrollo económico». Con las leyes agrarias de 1857, 1883, y 1894, las autoridades empezaron a quitarles a las comunidades indígenas sus tierras. Los indígenas trataron, por la vía legal, de defender sus tierras, o de recuperarlas. Cuando se agotaron las vías legales agarraron las armas para defenderlas. Para los años 1846, 1849, 1856 tenemos informes de levantamientos en el sur de la Huasteca. En 1875, 1877, 1879 y 1881, los indígenas tomaron a Tamazunchale y el levantamiento se extendió a otras partes de la Huasteca. Entre otras cosas, quemaron los pueblos de Tamapatz y Tancanhuitz. Los indígenas fueron dirigidos por el indígena Juan Santiago y el cura Zavala. En una bandera roja estaba escrito con grandes caracteres «Gobierno Municipal. Ley Agraria». Según un periódico “La Libertad”: «Los indios que se sublevaron en Tamazunchale, obedecieron sugestiones socialistas…” Podemos ver como exigencias estrictamente agrarias, se volvían también políticas. Así podemos ver en una región como la Huasteca prendido algunas de las chispas que luego incendiaron la Revolución Mexicana en 1910. Aunque no tenemos información de nuevos levantamientos, es seguro que el descontento no se calmó en la Huasteca. No fue mi intensión en 1974 buscar información sobre movimientos revolucionarios en el área. Hoy, 2023, es más fácil encuentra información. Pero que la revolución le tocó, muestra el hecho que el pueblo de Tancanhuitz fue rebautizado con el nombre del gran revolucionario y cacique Gonzalo N. Santos, Ciudad Santos.  En 2001 se recuperó su nombre tenec.