Menú

El relato de don Julián es la historia de un largo matrimonio con cuatro hijos. Mucha discusión y pleitos, “cosa de matrimonio”, como dicen. Pero al fin, él ya cuida a su esposa enferma y al parecer se llevan bien y viven bien, por lo cual puede ser verdad que cuando uno llega a viejo si es malo se vuelve bueno.

63 años

Mi tío es el hermano mayor de mi mamá. Tomaba mucho cuando se casó con mi tía Laureliana y tienen cuatro hijos: dos mujeres y dos varones.

Mi tía es muy celosa y por eso no se lleva bien con nadie. Siempre piensa mal de quien sea. A mi mamá le dijo una vez que no le gustaba que su marido (o sea, mi tío) platicara con ella.

Pero son cosas de mi tía Laureliana. A veces llega de repente a visitarnos y una vez le contó a mi mamá que conoce un j’meen que es muy chingón y que sí cura a las personas que andan bien perdidas en el alcohol.

De puro cotorreo, mi mamá le dijo que sí es verdad porque aún no ha juntado el dinero para pagarle al j’meen para que haga el trabajo de curar a mi tío.

Mi tío era un hombre muy estricto y hasta nosotras sus sobrinas le teníamos miedo porque regañaba rápido. A veces, del miedo se nos olvidaba saludarlo y nos regañaba al recordárnoslo.

Mi tío Julián al poco tiempo se enfermó y estuvo sin poder levantarse, pero mi tía no daba razón de lo que tenía. Después de un tiempo volvimos a verlo salir de su casa, pero estaba bien flaco. Volvió a salir apenas se sintió bien porque él siempre le lleva ramón a su ganado, pues con eso lo alimenta.

Aunque sus hijos lo ayudaban, quiso ir a alimentar a sus reses, pues ya se había fastidiado de estar acostado y sin hacer nada.

Ese mismo día supimos que se cayó porque aún andaba débil de lo enfermo que estuvo. Al parecer, se resbaló y se lastimó un pie, fue entonces que detectaron que tenía diabetes.

Yo más bien pienso que mi tío Julián dejó de tomar por la diabetes que tiene y no como decía mi tía Laureliana que dizque un j’meen se lo curó.

Sus hijos no toman para nada alcohol. Los dos varones ya se casaron. Trabajan en un hotel, por eso ganan bien, y como no tienen vicios se compraron su auto.

Una de sus hijas ya se casó y la otra aún no y está yendo a trabajar junto con sus hermanos en Tulum.

Mi tía Laureliana es muy gorda, tiene obesidad. Recuerdo que cuando estaba la doctora Guadalupe la juntaban con otras señoras para que hicieran ejercicio y caminata.

Hace poco falleció mi abuela, la mamá de mi tío Francisco. Yo pensaba que ayudaba a la abuela por ser su mamá, pero hace poco supimos por medio de mi tía que fue a decirle que se va quedar con el terreno donde vivía ella.

Según él, para recuperar el dinero que gastó en mi abuela. Eso no es extraño, pues hizo lo mismo cuando falleció mi abuelo hace 22 años.

Recuerdo que se quedó con todo el ganado que era de mi abuelo y, mientras, mi abuela se quedó sin nada. Así fue como mi abuelita empezó a vender sus joyas de oro.

Yo pensé que mi tío había cambiado, pero veo que sigue siendo el mismo aprovechado de antes. Sólo piensa en él. No está bien quedarse con las cosas materiales, porque no saben el esfuerzo que le costó a su papá conseguirlo.

Muchas personas no toman conciencia acerca de este tipo de cosas porque aquí en Yasché siempre hay discusiones y peleas con los papás y sólo por querer quedarse con alguna herencia.

Hace poco supe que mi tía Laureliana también se cayó y se lastimó su brazo y su pie, por lo que no se levanta de su hamaca. Además de su sobrepeso, puede ser que igual tenga diabetes.

Ahora mi tío cuida de ella y al parecer se llevan bien y viven bien y puede ser verdad que cuando uno llega a viejo si es malo se vuelve bueno.

Lo digo por mi tío porque hoy en día ya no se ve tan malo; habla y platica bien y no regaña tanto como antes.

63 ja’ab

In tíoé letí u nojoch sukun in nátsil leti laili xan jach u kanmaj kaltale, jelo ts’ok u bel yeetel in tia Laureliana yanchaj kantul u palalob k’atul ch’up yeetel kátul xiib.

In tiae jach maun seb u p’ujul latené mixtan u biskubal mix mak yeetel tumen jelan u tukul letí, juntenake p’uj yeetel in nátsil chen u p’ek bin u tsikbal in nátsil yeetel u lak’ó (u yicham leti).

Chen balo’ob ku betik in tia Laureliana yan k’ine ku k’uchul u ximbalton junp’el k’inake ka tale ka tu tsikbataj tin nátsile letie u k’aj olbin juntul mak de j’men jach bin chingon jeu betik bin jen bax meyajile jen bix bin e makob jach u kanmob e kaltaló.

Jelo in nátsile ichil baxal t’ane ka tu yalaj tie wa bin jaje baen tune ma bin u bot u ts’akal u yicham bey jach yab u ma’an u kalatlo’, jelo ka tu yalaje mix bin u much’ kins u tojol u tia’al u botik e j’men yosal u betik e meyajo.

In tío juntul mak jach xan seb u p’ujul yeetel u palal tak to’one kex chen ik tioe sajko’on ti tumen seb u k’eyaj jen bax yolale latene yan orae mix tan mix ik t’anik chen yolal ik sajkil ti jelo ku k’eyko’on chen u k’asto’on.

Jelo mix ik ojel wa jaj e bax ku yalik in tiaon bey yolal e j’meno chen baxe in tioó ma uchlaje ka lu’ub ti k’ojanil jelo matun tun beytal bin u lik’il tu k’an e tun in tiao mix tan u yalik bax uchulti beyo.

Ichil wa bukaj k’ine’ ka tik ilaj u ka jok’ol in tío tu najiló, bale jch tun ts’oyan, jach p’elak bin u yubik uts u yukubale’ kaj ka jok’í tumen leti jach sukan ti beyo yan u jok’ol u ma’an ox u bis tu wakax tuemn yeteel ku tsentik e balcheobó.

Kex tun bey ku yanatal tumen lu paalalo tu yalaj bine leti kun bin tsentik tuemn beyo ts’ok u nakal u yol chita tu k’an bey mix ba ku betikó.

E k’inakó tik ojeltaje lub bin tumen beyo minan u muk’ uchik u k’ojantal beyo, jelo u yalike chen bin wa bax tu jak chétaj uchik u lu’ubul jelo u yok tun tu lobitaj, bey tun uchik u yojel taló yan bin diabetes ti leti.

Jelo tene in tukul ti in tío tu p’ataj u kaltal tumen beyo yan ba tu yilaj wal ku betal ti tumen le kaltal ku betkó, jelo matuin bey u yalik in tia wa lete men tu betaj u ts’ak beyó.

Mix juntul u paalil jeu kaltaló tu kátulil xan ts’ok u laj ch’akob ko’olel jelo mix ba na’an vicios u kanmob letiobé ust u najltikob tak’in te ku meyajob ti hotele latene ts’okan tak u manik u kis buts’ób.

Jutul xan u palil de ch’upo ts’okan xan u bel u lak’ juntulo’ e lelo ma’ te kun bin yeetel u lak’ob meyaj te Tulumó. In tia Laureliana leti jach polok yanti xaan u k’ojanil e makob bey jach man poloktakobó k’aach lete ts’ak yaj Guadalupe yan waye ku much’ kinsik e ko’olelob bey polok taakobo yosal u betkob junp’it ximbal yeetel u je bax tial u k’ilkab talo’ob.

Jach ma’ uchake kim in chichó lete u nátsil in tío julianó tene tin tukultaje tan u yantal in chicho tumen beyo u nátsil jelo ma uchake tik ojeltaje yolal i tiae bin u yaaltie bin kaj u ch’ae solar tux kach kajakbal otsil in chicho yeetel in tiao.

Jelo letie u yalike yosal bin u ka ch’aik e tak’in tu xupaj yolal in chicho ka k’ojanchajo e lela mix jelani tumen bey uchik u betik xan ka kim otsil in noló e lelo yan jun k’al káp’el ja’ab.

K’ajantene leti p’at yeetel tu lakal u wakax otsil in noló jelo e tun in chichó kaj p’at mix ba’ yantí jelo bey tun uchik u yantal u bilal u laj konik u oro in chicho.

Teen tin tukultaje in tío kexpaj u tial ka ustak u tukul jelo tik ilike ma laili bey u ch’aik wa bax mau tiló. Tene jach mix jun p’it ustil in wilik u p’atal mak yetel balo’ob manbil u betalo’ob tumen ma u yojel bix u uchik u bisik top u tata ka tu manají.
Yab kach makobe maun tukul tikob e balo’ob beyo tumen beyo way Yaschée laj bey u yantal bateliló chen yosal junp’it solar wa tak’inó tu tatatsilobó chen yolal u p’atal tiob wa bax.

Ma uchake tin wojel taje lu’ub in tia Laureliana jelo tu betaj bin lo’ob tu k’ab yeetel u yok jelo ma’ tun tu lik’il tu k’an letei jach ma’an polok wale wama yan xa ti e diabetesó.

Jelo beorae letin tío kanantikó jelo tik ilike bejlae uts u biskubalo’ob wale jaj u yalale chen nojoch makake keche wa k’as a modoe ku yuts’ tal o modo.

Tin walik yolal in tío tumen bejlae ma’an wilik wa jach k’as u modo uts t’an yeteel u tsikbal mix tan u jan k’eyaj bey kache.